Diferencia tu marca, fideliza clientes y crece en ventas desarrollando un propósito para tu marca.

Los consumidores están cada vez más involucrados con las marcas. Desarrolla un propósito para tu marca para fidelizar a tu mercado y mejorar tu tasa de recompra.

Los consumidores cada vez son más exigentes y están mejor informados. En el entorno de las compras digitales, con la cantidad de información disponible y la competencia entre marcas, cada vez es más difícil diferenciarse y conseguir crecer en ventas de manera estable y contínua en el tiempo.

Uno de los factores que más ha cambiado en la mente de los compradores es su relación con las marcas es la búsqueda de un propósito en las marcas más allá del mero hecho de hacer negocio vendiendo productos. Este propósito además debe alinearse con los valores que ellos mismos comparten. Los consumidores admiten que hay entre 4 y 6 veces más probabilidad de que compren una marca si esta tiene un sólido propósito más allá del mero negocio. El 94% de los consumidores creen que es importante que las marcas tengan un propósito sólido y el 91% cambiaría a marcas que sigan este tipo de conductas. Esto es mucho más evidente cuando nos dirigimos a un target jóven. El 70% de los Generación Z y Millenial creen que las marcas tienen que tener un propósito en el que ellos crean, comparado con un 48% de Baby Boomers.

Si nos enfocamos en cómo impacta el propósito en el éxito de una marca, te diremos que en un período de 12 años, las marcas que el público reconoce que tienen un propósito más allá del de vender sus productos, han crecido el doble que las que no.

Cómo darle un propósito a tu marca

Para asociar un propósito a tu marca tienes que pasar por una serie de pasos, pero sobre todo tienes que ser coherente y veraz con lo que quieras apoyar. A pesar de ser un valor muy importante y que te puede aportar mucho beneficio, es fácil para tus clientes o para tu mercado darse cuenta de que puedes estar “fingiendo” ese propósito.

Las marcas se crean a partir de una serie de atributos o valores que las hacen únicas y reconocibles para los consumidores. En lo alto de la pirámide de valores está el propósito. Es el valor más ambicioso, el que establece una conexión más humana con los consumidores, porque su objetivo último es mejorar la sociedad, no solo a los clientes.

El propósito de marca, así como el resto de valores, se establece idealmente en el momento de su fundación. Debe de ser constante y estar presente en la mente de todos los colaboradores de la empresa, para guíar todo tipo de acciones que se realicen. Asimismo, la marca misma debe de creer en su propósito y no solo establecerlo como una máscara. Es importante comunicarlo y explicarlo bien, sobre todo en fechas señaladas (si las hay) que giren alrededor del tema escogido.

¿Cómo se construye una marca con propósito?

En el momento que estés creando tu marca o en el que te des cuenta que necesitas un propósito trabaja sobre lo siguiente:

  • Busca un propósito claro. ¿Qué es lo que tu marca quiere mejorar o combatir? ¿Qué es importante para ti? Si es importante para ti, te será más fácil trabajar con él. Busca algo en tu realidad que te mueva y te interese o que esté relacionado con una buena práctica de tu empresa. Recuerda que perseguir un propósito es también una gran responsabilidad. Puedes preguntarle a tus empleados o a tus clientes qué es lo que realmente les gustaría mejorar.
  • Intégralo en tu marca y en tu empresa. Se claro en el por qué es importante para tu empresa e intenta que esté presente siempre en el ambiente laboral y en las fases de tu negocio.
  • Sé consistente y comunícalo con tu público. Es un trabajo a largo plazo pero para que el propósito se asocie a tu marca, debe estar presente en tu comunicación, en tus redes, en la descripción de tu empresa o en cualquier otra comunicación que hagas desde tu marca.
  • Toma partido y desarrolla acciones que ayuden a alcanzar tu propósito. Una acción vale más que mil palabras. Se creativo en tu comunicación. Quizá tu propósito no le interesará a todo tu público, pero sí al núcleo de tus clientes más fieles.

Hay 5 valores humanos sobre los que puedes trabajar para escoger tu propósito. Suelen funcionar muy bien y puedes personalizarlos con el resto de atributos de tu marca:

  • Alegría. Un concepto muy utilizado por Coca-Cola, que quiere inspirar momentos felices.
  • Aumentar la conexión. Este lo utilizan empresas como Fedex, que quiere facilitar las conexiones diarias o Nokia, que si recuerdas, su eslógan era “Conectando personas”.
  • Inspirar para explorar. Cmo por ejemplo hacer AirBnb o portales como Kayak.
  • El orgullo. Marcas como Mercedes Benz explotan este valor para expresar su historia de éxitos y calidad. Otra marca que lo usa es la de relojes Patek Phillipe en su campaña Generaciones.
  • Mejorar la sociedad para hacerla mejor. Aquí hay un ejemplo muy conocido y es el de Dove. Después de muchos años en el mercado, la marca decidió que iba a trabajar por mejorar la percepción que tenemos de la belleza y la presión que se ejerce sobre la mujer por su físico, así como reforzar su autoestima. A partir de su campaña “Real Beauty”, no utiliza retoques digitales en sus fotos de campaña y promueve acciones de concientización sobre el valor de la belleza sana y sin artificios, ampliando también el concepto de lo que es bello utilizando modelos no profesionales.

Tesla tiene como propósito acelerar la transición del planeta hacia la energía sostenible. Esto lo está llevando a cabo con una cultura de tecnología, diseño e innovación acompañada de una gran ambición por alejar a los humanos de la energía de carbón fósil. La semana pasada, Tesla se convirtió en la primera empresa en superar el trillón de dólares en valoración bursátil.

Las marcas más exitosas son las que saben empatizar con sus seguidores. Las que trabajan en su propósito tienen mucho mayor prestigio y posibilidades de crecer a largo plazo. Las comunidades que crean con sus clientes son tan fuertes y profundas que son ellos mismos los que ayudan a que crezcan y lleguen a más interesados. Tú también puedes hacerlo.